Traducción para el comercio electrónico

La traducción a 14 idiomas captura el 90% del mercado global

Traducir contenidos digitales da un impulso al comercio electrónico

Internet y la apertura de los mercados globales han revolucionado formas y estrategias de venta y marketing digital y, con ellas, los procesos de traducción, localización e internacionalización.

Traducir sitios web, comercio electrónico y contenidos digitales es fundamental para garantizar la eficacia de las campañas de marketing globales por tres motivos: traducir a la lengua materna del consumidor internacional inspira confianza y anima a comprar, optimiza la experiencia del cliente y la percepción de la marca en el extranjero, y permite obtener una ventaja competitiva gracias al aumento del tráfico, la tasa de conversión y las cuotas del mercado global arrebatado a la competencia.

Según los estudios de mercado, el 72% de los clientes extranjeros prefieren comprar productos que tengan información traducida en su lengua materna (fuente: Common Sense Advisory), hasta el punto que la lengua llega a ser un factor más determinante que el precio en la decisión de compra.
 

Localizar el comercio electrónico significa traducir para el mercado local

Por lo tanto, para una empresa que apueste por la globalización, traducir su sitio web, su mercado de comercio electrónico o su tienda online resulta indispensable, pero no suficiente. Para impulsar las ventas online, la localización tiene que transmitir los contenidos de marketing en las lenguas de destino con un estilo y tono coherentes, pero también adaptarlos a la cultura local, es decir, debe tener en cuenta los hábitos, valores y expectativas de los clientes internacionales.

Por eso, las estrategias de comercio electrónico y marketing digital de las mayores marcas internacionales del mundo de la moda, el lujo y los productos tangibles confían desde siempre en los servicios de localización multilingüe de Trans-Edit.

Nuestros equipos de traductores nativos, copywriter y especialistas en SEO (posicionamiento en Internet), que están arraigados a los mercados locales y cuentan con conocimientos especializados de primera en los sectores del comercio electrónico, producen contenidos digitales persuasivos en todos los idiomas, favorecen la interacción de los clientes y optimizan el posicionamiento y la indexación en Internet.
 

Pero ¿a qué idiomas conviene traducir?

Una estrategia de marketing digital que incluya la localización de contenidos e interfaces de los sitios web institucionales, el comercio electrónico, los portales y la tienda electrónica, para ser eficaz también debe valorar con atención el potencial de venta online de cada país y decidir en consecuencia en cuáles y cuántas lenguas invertir.

Si bien en la actualidad Estados Unidos encabeza la clasificación mundial de los países con mayor potencial de negocio digital (con más de 278 millones de usuarios y el mayor gasto per cápita anual), seguido de China, Brasil y Rusia, de aquí al año 2020 se prevé un cambio drástico: el inglés dejará de ser la lengua dominante del comercio electrónico para dejar paso al chino, español, ruso y árabe, pero también a otros idiomas de países emergentes, como el turco, el indonesio y el farsi (fuente: Translated).

Según los datos más recientes, bastaría localizar los productos y documentos online a 14 idiomas para dar un impulso a las ventas digitales y llegar al 90% de la población de los países más desarrollados económicamente.

 

 



All rights Reserved Trans-Edit Group srl